ALMOHADAS ALTAS O BAJAS: ¿CUÁL ES MEJOR PARA TI?
Una guía de buenas noches para dormir mejor con asma

A veces no nos damos cuenta de que no dormimos bien del todo. Nos levantamos cansados, entumecidos y con dolores de espalda, cuello. Estamos de mal humor, y no conseguimos estar al 100% durante el día. Las preocupaciones diarias, unos hábitos inadecuados, el estrés o un ambiente poco propicio para descansar pueden ser los responsables. Pero también es posible que tu equipo de descanso no sea el ideal para ti o que haya llegado el momento de renovarlo entero o alguna de sus partes. Uno de los cambios más sencillos que podemos hacer y que puede tener un gran impacto en la calidad de nuestro descanso es la almohada. Una almohada adecuada ayuda al cuerpo a tener una mejor posición durante la noche, a estar más relajada. En definitiva, a descansar más y mejor. Pero para lograrlo, es necesario saber si necesitamos almohadas altas o bajas, suaves o más firmes.

En el post de hoy vamos a ver en qué casos las almohadas altas están recomendadas y en cuáles deberíamos usar almohadas más bajas.

Almohadas altas : Cuándo son necesarias

Hasta no hace muchos años, no existía algo como una carta de almohadas. Cuando adquirías un nuevo colchón, solían regalarte la almohada, y esa era la que se usaba. Si era demasiado baja, mucha gente optaba por doblarla por la mitad sin más. No se le daba la importancia que hoy sabemos que un buen apoyo tiene.

Por qué es necesaria una almohada adecuada

Hemos hablado sobre la importancia de usar una buena almohada en incontables ocasiones. Y seguiremos haciéndolo, ya que es una de las piedras angulares del buen descanso. A menudo, achacamos nuestros problemas al descansar a factores como el estrés, una cena copiosa, las preocupaciones o incluso el colchón. Y en muchas de esas ocasiones podemos mejorar mucho si nos hacemos con una almohada adecuada a nuestro físico y forma de dormir.

Mantener la alineación de la espalda, cuello y cabeza durante el descanso es primordial. No solo evitaremos dolores de cabeza, de cuello y de espalda. Nuestra musculatura descansará mejor, la tensión acumulada durante el día se verá aliviada, y nos levantaremos con más energía y mejor humor. Dormir con una almohada adaptada a nuestra necesidades hará que el cuerpo permanezca en una posición natural, ideal para el descanso.

Diferencia entre almohadas altas y bajas

Hay que aprender a diferenciar entre una almohada alta y otras bajas. Por muchos años las segundas se han doblado para conseguir la comodidad de la primera. Esta es la solución más rápida, pero en definitiva no debería ser así. El problema es que muy pocos entienden que esta no debe ser la solución definitiva.

Por otra parte hay quienes adquieren almohadas altas y les quitan parte de su relleno para transformarlas. Nuevamente se trata de un acto que a pesar de ser común no es del todo correcto. La idea es conseguir entonces una almohada que se adapte verdaderamente y no que haya que modificarlo. De este modo la persona simplemente se concentra en dormir placenteramente y no de cambiar la posición de forma constante.

Las almohadas particularmente tienen una altura de 15 centímetros. La misma se consigue con el relleno y los materiales ideales para lograr ese grosor en específico. Por otro lado se diferencian de las bajas porque las mismas no sobrepasan los 10 centímetros. En ambos casos se debe procurar que las mismas sean de calidad, teniendo presente desde los materiales hasta su duración.

Cuál es la mejor almohada para el descanso? Consejos de compra

Una buena elección desde el principio

La selección de una almohada debe hacerse con la misma en las manos y probándola. Actualmente existen muchas opciones para adquirirlas, pero lo mejor en definitiva es la presencial. De este modo se la puede sentir y determinar se tiene lo que se necesita.

Hay que recordar que al usar una nueva almohada puede que no se tenga el mejor de los comienzos. Por más de que la misma sea la mejor elección al principio será difícil la adaptación. No por ello quiere decir que haya que regresar a la que se usaba anteriormente. Lo primordial es dejar que el cuerpo se acostumbre al conseguir el descanso ideal y adaptarse a esta transformación tan positiva.

40 Usos Ingeniosos Para Las Almohadas Viejas

La importancia de la almohada correcta

Es fundamental entender lo ligada que esta el uso de la almohada con las cervicales y el resto del organismo. Debido a que se trata entonces una de las partes más importantes es que se debe procurar su descanso. Por lo que antes de elegir su clase hay que conocerse propiamente, incluyendo que es lo mejor.

Una  buena almohada es tan significativa que de ella depende mucho el buen descanso, tanto de la mente como del cuerpo. La idea de hacer una buena elección en este sentido, sea alta o baja, es no tener preocupaciones al dormir. Para ello hay que tener un lugar prácticamente perfecto para recostar la cabeza y que cada área pueda relajarse. El equilibrio comienza desde la parte alta del organismo y se expande hasta el resto del mismo.

El debate entre almohadas altas o bajas no depende que tan buena sea una u otra. El resultado del mismo proviene de cual le aproveche mejor a quien la vaya a usar. Siempre hay que tener la importancia del buen descanso presente, por lo que un buen equipo entre esta y el colchón debe ser primordial. Por ello hay que tomarse el tiempo para elegir la correcta, teniendo presente la altura que mas se adapte a ti.

Deja una respuesta