ALMOHADA DE LACTANCIA : USOS Y BENEFICIOS
ALMOHADA DE LACTANCIA : USOS Y BENEFICIOS

¿Qué es un cojín de lactancia? ¿En qué consiste?

Un Almohada de lactancia no debe confundirse con cualquier cojín de los que tenemos en el sillón o en la cama. Los cojines, o las almohadas de la cama, suelen ser tan suaves que el bebé se hundiría demasiado en él. Además, su forma suele ser circular o rectangular, por lo que su forma no es demasiado correcta.

Sin embargo, el almohada de lactancia sí se convierte en una opción excelente, porque es ligeramente redondeada y lo suficientemente cómoda como para acurrucarse contra los abdominales. Y, también, lo suficientemente firme como para mantener al bebé correctamente posicionado. Durante el embarazo puede ser muy útil para descansar más cómodamente. La almohada de lactancia es un cojín polivalente que puede ser utilizado tanto por la madre y el padre como por el bebé, aportando numerosos beneficios a todos.

Tipos de almohada de lactancia

En el mercado vamos a encontrar dos grandes tipos de almohadas de lactancia. Sea cual sea el elegido, desde Alzer recomendamos los tejidos naturales con una buena transpirabilidad. Hay que tener en cuenta que la almohada va a estar en contacto con la delicada piel del bebé, y que a menudo sudan bastante durante las comidas.

Almohadas de lactancia alargadas

Estas almohadas son alargadas y flexibles. Pueden llegar a medir hasta dos metros de longitud. Resultan muy útiles para que la madre encuentre una posición cómoda para dormir durante el embarazo.

Almohadas de lactancia en forma de U

En este caso, la almohada está más enfocada al bebé. Nos permitirá amamantarlo o sostenerlo de forma cómoda, y el bebé lo seguirá utilizando al crecer. Existen almohadas en U que incorporan arnés de seguridad para usarlos como hamaca. Se trata de un cojín polivalente con múltiple beneficios para toda la familia.

Los beneficios y usos de la almohada de lactancia

Como decíamos, la almohada o cojín de lactancia tiene muchos usos. Toda la familia puede beneficiarse de ello en alguna forma que vamos a ver a continuación.

Beneficios de la almohada de lactancia para el bebé

Si te has decantado por la lactancia materna (que nosotros recomendamos), una almohada de lactancia permitirá al bebé estar más cómodo. Y si el pequeño está confortable, cogerá mejor el pecho y lo hará en la mejor posición. Hay bebés, y sobre todo al principio, que pueden tardar mucho en alimentarse. Con el cojín de lactancia los dos estaréis cómodos durante ese tiempo.

Si por el contrario, has decidido alimentar a tu bebé con biberón. los cojines de lactancia son igualmente útiles. Te ayudan a sostener al bebé en una posición correcta mientras se alimenta.

Además, si la almohada elegida tiene forma de U, también es muy útil como apoyo para el bebé, ya que lo mantiene en una posición correcta y le permite ver lo que hay a su alrededor. Según van creciendo, estas almohadas también se utilizan cuando comienzan a estar sentados, poniéndolas rodeando el bebé por detrás para evitar que se golpee si se cae hacia atrás.

Beneficios de la almohada de lactancia para la mamá

El embarazo es una época generalmente bonita, en la que el cuerpo femenino sufre unos cambios enormes. Sobre todo llegado el tercer trimestre, encontrar una posición adecuada y cómoda para descansar puede ser misión imposible. Aquí es donde las almohadas de lactancia son de gran utilidad. Podemos colocarlas bajo el vientre al estar de costado y entre las piernas, ayudando a mantener la correcta posición de la espalda. Para ello lo mejor son las almohadas de lactancia alargadas, o en su defecto, una almohada convencional.

Deja una respuesta