Si tengo dolor de espalda..¿Qué colchón debo comprar?

Si tengo dolor de espalda..¿Qué colchón debo comprar?

Los seres humanos necesitamos un descanso nocturno reparador para gozar de buena salud, tanto en un nivel general como de la espalda en particular.

Sin embargo, no son pocas las personas que al levantarse por la mañana ya empiezan el día con molestias o dolores en la espalda. Si es tu caso, probablemente tus problemas tengan su origen en el uso de un colchón inadecuado.

Pasamos cerca de un tercio de nuestra vida durmiendo; un buen colchón es imprescindible para tener un buen descanso. Cuando tu colchón no es el apropiado tu espalda es una de las primeras en notarlo y te lo hace saber.

¿Qué tipo de colchón es el más conveniente para mi espalda?

Hasta hace poco, los profesionales del colchón (y algunos médicos) defendían que un colchón duro era el ideal para mitigar los dolores de espalda.

Sin embargo, estudios recientes han desvelado que, al contrario de lo que se pensaba, los colchones con una dureza intermedia son los más indicados para personas que sufren de dolores lumbares.

trab

Ciertamente existe un fuerte componente de gustos y comodidad subjetivos a la hora de elegir tu colchón. No obstante, también hay algunas recomendaciones objetivas que conviene tener en cuenta.

  • El colchón debe ser de una firmeza media: ni demasiado duro ni demasiado blando.
  • El material de la superficie debe adaptarse a las curvaturas de la espalda.
  • Su construcción debe prestar apoyo a toda la columna, aportando firmeza en las zonas más pesadas como los hombros y las caderas, y cediendo un poco en las zonas más ligeras.

Por lo general, los colchones que reúnen todas estas cualidades son los viscoelásticos. Aportan firmeza media y alta adaptabilidad, lo que los hace recomendables para personas que sufren dolores de espalda.

¿Cómo saber si el colchón se adapta a tus necesidades?

Elegir un colchón no es una ciencia exacta. En Alzer tenemos una gran variedad de colchones para ofrecerte conforme a tus necesidades. Por ello te recomendamos probar el colchón antes de comprarlo y así encontrarás el ideal para ti.

Cuando te encuentres en nuestras tiendas prueba el siguiente ejercicio: acuéstate boca arriba con las piernas estiradas. Deberías notar que la zona de tu columna lumbar se apoya de manera natural sobre el colchón y que no forma un arco por encima de él. En caso contrario, el colchón no te está aportando la firmeza y adaptabilidad que necesitas.

Y recuerda: si tu dolor de espalda es persistente o intenso, podría existir un mal subyacente. En estos casos un cambio de colchón también puede hacer una gran diferencia. Pero además de esto, debes consultar con un especialista para que realice un examen completo, te proporcione un diagnóstico y un tratamiento de acuerdo a tus necesidades, y por qué no, quizá hasta te recomiende algún colchón.

 

 

Deja una respuesta