Decora tu habitación para que te de un buen animo

Decora tu habitación para que te de un buen animo

La decoración de tu habitación debe demostrar quién eres y tus gustos, pero también debe ser un espacio donde descansar después de un largo día y estar cómodo. Si piensas que no estas descansando bien, y simplemente no te sientes muy bien en tu propia casa, es hora de hacer algunos cambios que mejoren el ambiente. Prueba estas ideas sencillas, para sentirte con mejor ánimo en tu habitación.

Si buscas mejorar tu ánimo, escoge colores que te relajen. Las mejores opciones son el verde y el azul. Puedes usar tanto versiones pasteles, como otras vibrantes y saturadas, ya que causan el mismo efecto. El rosado es un buen color para incrementar el flujo sanguíneo. El beige en cambio, ayuda a crear ambientes cálidos y amigables.
Aléjate del rojo, amarillo y naranja, ya que crean tensión. Implementa bastantes neutros para que los espacios se sientan livianos.

Iluminación natural
La luz del sol no solo brinda vitaminas, pero también mejora el ánimo y baja el estrés. Si no tienes un patio o balcón donde disfrutar el sol directamente, o las temperaturas no te dejan estar afuera, trata de mejorar la iluminación natural de tu habitación. No cubras las ventanas con cortinas, por lo menos cuando la luz quiera pasar. Abre las ventanas lo más posible. Mueve tus muebles de manera que puedas sentarte cerca de una ventana a descansar, o que la luz mañanera de en la cama. Si tienes patio o balcón, agrega un lugar cómodo donde relajarte para aprovecharlo al máximo.

Recuerdos
Todo lo que está en tu habitación trae recuerdos, asegúrate que sean positivos. Así no te des cuenta, inconscientemente tu cerebro está haciendo sentir feliz o infeliz con la información que recibe de tu alrededor. Si tienes artículos de momentos malos en tu vida, quítalos. No hay razón para guardarlos.
Pon en tu habitación de fotos de tus seres queridos y de lugares que visitaste. Usa tus recuerdos de viajes, regalos y otros artículos preciados para decorar.

Muebles cómodos
Todos tus sentidos ayudan a cambiar el ánimo, incluyendo el táctil. Es importante sentirte cómodo para descansar mejor y sentirte más feliz. Comienza por la cama. Escoge un colchón cómodo (si lo tienes hace más de siete años ya es tiempo de reemplazarlo), reemplaza tus almohadas e invierte en sabanas de algodón de buena calidad. Escoge una manta o cubrecama suave y cómodo. El sofá en la sala también debe ser cómodo, así como las sillas del comedor, de escritorio y de acento. Preocúpate primero en la comodidad y calidad, y luego en el estilo.

Texturas suaves
Seguimos con lo táctil. Tu habitación debe tener bastantes texturas suaves que te ayuden a sentirte mejor. Durante el invierno y los meses fríos agrega mantas gruesas y tejidas en la habitación. Durante los meses de calor puedes usar versiones delgadas y cómodas. Usa cojines, pero decide el número perfecto para ti. Mientras que algunas personas prefieren cientos de cojines, otras ninguno. Cubre pisos fríos y duros con tapetes. Aléjate de textiles incomodos y busca algodón.

¡Esperemos que estos útiles tips te ayuden a tener un mejor humor en casa!

Deja una respuesta