¡De la cuna a la cama! Consejos para ayudar al pequeño que se hace grande.

¡De la cuna a la cama! Consejos para ayudar al pequeño que se hace grande.

Llega el nuevo curso y con él nos planteamos algunos cambios de los que no parece que seamos conscientes el resto del año. Nos empezamos a agobiar con que el pequeño deje el pañal, el chupete, coma sin ayuda y por supuesto que duerma solo, porque nuestro bebé de repente es un niño. Habla, siente y opina como el resto y empieza a ser una personita independiente que no se deja llevar e impone su criterio en todas las situaciones. Así que llega el momento de sacarlo de la cuna. Para facilitar este paso al niño, es recomendable tener en cuenta unos consejos prácticos:

• Mientras sigue durmiendo por la noche en su cuna, deja que juegue o duerma la siesta en la cama, hasta que se sienta más seguro en ella y haga el cambio definitivo.
• Explícale los motivos del cambio, valorando siempre su crecimiento y su tamaño.
• Procura situar la nueva cama en el mismo lugar en el que estaba la cuna.
• Mantener algún peluche o juego de cama de la cuna para fomentar la seguridad del niño hacia “lo viejo conocido”.
• Colocar una barandita o barrera protectora en la cama para evitar que se caiga al suelo si se mueve mucho por la noche. La barrera debe tener un lugar libre para salir y entrar por si el niño quiere ir al baño.
• Dejar que escoja el modelo de cama, las sábanas y los adornos. Puede elegir el color o el estampado con su personaje favorito.
• Se puede celebrar el “día del cambio de cama” para motivar al niño y recordarle que se “hace mayor”.
• Tener en cuenta que existen camas específicas para niños pequeños con la apariencia de una cama normal y que pueden incluso disponer de barandillas protectoras o bien estar decoradas o tener la forma de un coche, un tren, etc.

Deja una respuesta