Consejos para un mejor descanso y rendimiento en temporada de exámenes

Consejos para un mejor descanso y rendimiento en temporada de exámenes

A corto plazo, no dormir lo suficiente pervierte nuestra capacidad de concentración, disminuye la lucidez, y aumenta la confusión, angustia y la predisposición a caer enfermo. A largo, puede causar problemas más graves como obesidad, depresión, degeneración cognitiva, diabetes y presión arterial por encima de los niveles recomendados. De todo ello, se extrae que cuanto más se duerma, mejor. No obstante, en períodos determinados del año, sencillamente, no es posible. Como por ejemplo, cuando los exámenes aprietan, como ahora, las horas de sueño se convierten en un bien de lujo.

Si los exámenes consumen la mayor parte de tu tiempo y apenas te quedan horas para dormir, te dejamos 4 puntos claves para no reducir tu rendimiento:

COMER MENOS CARBOHIDRATOS

Como ocurre con el azúcar, los hidratos de carbono que se pueden encontrar en productos como la pasta, el pan o las papas fritas liberan mucha insulina. Eso provoca que un aminoácido, conocido como triptófano, que es inductor del sueño, sea absorbido por el cerebro. Una llamada al bostezo en toda regla.

DUERME SIEMPRE EN EL MISMO HORARIO

Aunque no puedas dormir la misma cantidad de horas todos los días, procura hacerlo en el mismo horario.

MINI-SIESTA

Otra opción es hacer un descanso (puede ser una mini-siesta si estás en casa) de 20 minutos para despejar las neuronas, y, después, seguir estudiando. ¡Nada de quedarse en la cama dos o tres horas!

PUEDES AHORRAR SUEÑO

Según el Instituto de Investigación del Ejércirto de Walter Reed, en Washington DC, se puede ‘ahorrar’ sueño para rendir mejor. Este estudio defiende que quienes se acuestan un poco antes, aun durmiendo las mismas horas, sufren menos durante el día. Por ejemplo, según esta teoría, si te acuestas a las 22 horas y te levantas a las tres o las cuatro de la madrugada (y a partir de entonces aprovechas para estudiar) tu cansancio será menor que si duermes las mismas horas pero te echas a dormir a la 1, levantándote a las 7 u 8.

 

Alcanzar el equilibrio entre las horas de estudio y el dormir será la situación ideal para obtener buenos resultados en un examen, siendo contraproducente sacrificar el dormir por estudiar más.

 

Deja una respuesta