¿Cómo son tus sueños?

¿Cómo son tus sueños?

Todos tenemos un ritmo biológico de vigilia y sueño, y su finalidad es el restablecimiento de todos los sistemas de equilibrio que posee el organismo así como la consolidación, organización y eliminación de toda la información que hemos procesado. En contra de lo que pensamos, el sueño no es igual a inactividad ya que el sistema nervioso sigue trabajando, así que no podemos decir que todo sueño es descanso, ni que el descanso se consigue a través del sueño.

Que recordemos o no un sueño, depende de la fase en la que despertemos, si despertamos en la fase REM, es posible que recordemos lo que hemos soñado, aunque es posible que soñemos durante toda la noche y al despertar no recordemos nada. La duración de los sueños oscila entre 90 y 120 minutos en adultos y alrededor de 8 horas en niños.

La forma en que soñamos también depende de nuestra personalidad. La gente más imaginativa tiene los sueños más vivos y realistas, mientras que las personas más cerebrales y menos imaginativa tienen sueños más vagos y poco precisos, son los que menos suelen recordar lo que han soñado.

Aparte de la explicación biológica, los sueños también tienen un componente psicológico, social y vivencial, aunque no existen interpretaciones generales válidas para todo el mundo, un factor importante para la interpretación de un sueño es cuando se repite, ya que puede poner de manifiesto situaciones de estrés, conflictos personales, de la infancia o pueden ser situaciones emocionalmente positivas que revivimos en nuestros sueños.

Los sueños pueden ser una fuente de conocimiento personal, ya que en los sueños podemos tener una interpretación de nosotros mismos que no tenemos de una manera tan consciente en la vigilia. También podemos interpretar de forma diferente cómo apreciamos a los demás y las circunstancias que nos rodean. A veces los sueños nos ayudan a ver cosas de las que no hemos sido conscientes estando despiertos.

El contenido de los sueños tiene un punto con la realidad, porque todas las imágenes y contenidos que tenemos las hemos procesado del mundo real, aunque en los sueños se mezclan elementos del pasado y del presente sin estar la lógica presente, por lo que es nuestra imaginación la que desempeña un papel importante.

Deja una respuesta