Antes de dormir, relaja tu cuerpo

Antes de dormir, relaja tu cuerpo

Reduce la temperatura de tu cuerpo

Una forma de fomentar el sueño y ayudarte a calmar tu mente es enfriarte. Estar demasiado caliente puede perturbar tu sueño, lo que puede mantener activa tu imaginación. Reduce la temperatura de la habitación o quítate una manta para ayudar a enfriarte.

Mantén la temperatura de tu habitación entre 15 y 23 °C (60 y 75 °F).

Toma un baño

Tomar un baño eleva tu temperatura e ir a tu habitación fría luego la reduce. Este cambio en la temperatura corporal hace que sientas sueño debido a una reducción en la actividad metabólica.

Trata de encender velas aromáticas o de usar sales de baño de aromaterapia o un gel de ducha. También puedes encender aceites esenciales o colocarlos en un difusor. El aceite de lavanda y el de manzanilla romana fomentan el sueño.

Ejercítate

El ejercicio te ayuda a dormirte más rápido y a dormir mejor. Esto puede ayudar a cansar tu mente y tu cuerpo para que puedas echarte en la cama y quedarte dormido. Asegúrate de ejercitarte al menos 3 horas antes de irte a dormir. Si tienes problemas para dormirte, un día trata de ejercitarte incluso más temprano.

o-TIPO-EJERCICIO-IDEAL-facebook

Trata de respirar profundo

La respiración profunda puede ser eficaz para calmar el cuerpo y la mente. Siéntate derecho en el piso justo antes de irte a dormir. Asegúrate de que las luces estén apagadas y que la habitación esté tranquila y sin distracciones.

  • Cierra la boca e inhala a través de la nariz contando hasta 4. Aguanta la respiración y cuenta hasta.
  • Exhala completamente por la boca y cuenta hasta 8.
  • Hazlo hasta 4 veces.

Bebe té

Algunos tés pueden tener un efecto calmante en el cuerpo y la mente. Aproximadamente una hora antes de querer dormir, prepara una taza de té de manzanilla, valeriana o lavanda. Algunas compañías de té también venden mezclas especiales para ayudar a dormir.

No le eches azúcar al té. Esto hace que te mantengas despierto.

 

 

Deja una respuesta